Los deportes te hacen más inteligente y ayudan a tu memoria

Sin duda que practicar deporte tiene mucha incidencia en el desarrollo de nuestras habilidades físicas, pero te sorprendería saber que también incrementa notablemente  nuestra memoria.

Debemos tener en cuenta que el ejercicio físico tiene la capacidad de aumentar el flujo sanguíneo a todo nuestro organismo, incluido corazón y también pulmones, en la medida que esta circulación progresa le envía una mayor cantidad de oxígeno y nutrientes a nuestro cerebro.

La inteligencia y el deporte,  parte de una investigación

Investigaciones científicas han demostrado la excelente incidencia que tiene el ejercicio físico en nuestra memoria, de hecho 10 minutos diarios de actividad puede mejorar  la capacidad de retener datos en nuestro cerebro. 

Muchos especialistas coinciden que el deporte practicado constantemente incrementa  la producción del organismo de endorfinas, las cuales son reconocidas por algunos como la hormona de la felicidad, esto es un indicativo de que las personas se alejan gracias a estas prácticas del estrés y hasta de la depresión. Vivir sin ninguno de estos riesgos es un síntoma de salud en nuestro cerebro.

El ejercicio diario sin duda que nos brinda una fortaleza increíble y le da mayor atractivo a nuestro cuerpo, lo cual incide en nuestra apariencia y por lo tanto en nuestro estado de ánimo. Por otro lado el estar en forma nos permite desarrollar capacidades como la comprensión lectora. 

Muchas veces hemos escuchado de la teoría del balance entre el cuerpo y la mente, pues esto beneficia sin duda alguna nuestro sistema emocional, cualquier disciplina deportiva que contribuye en regular nuestro nivel de estrés, tendrá un beneficio adicional en dicho balance.

Los ejercicios aeróbicos en nuestra mente

Especialistas aseguran que los ejercicios aeróbicos inciden en que prestemos mejor atención y hasta en nuestro aprendizaje, todo derivado  que cuando producimos adrenalina eso incide en despertar del cerebro. Por otra parte algunos estudios demuestran que este tipo de ejercicios ayuda a mantener dicho cerebro intacto, utilizándolo a la mayor capacidad que dispone. Parece que es hora de empezar a nadar, caminar o andar en bicicleta.

En conclusión todo parece indicar que quienes se mantienen haciendo ejercicios aeróbicos, puede ser que con el tiempo su cuerpo envejezca pero su cerebro, tendrá la gran posibilidad de mantenerse en buenas condiciones y sumamente joven. Por eso para algunos especialistas el deporte hoy en día es un gran combatiente de las denominadas enfermedades modernas. 

Los estudios demuestran que el beneficio del deporte en nuestro cerebro no solamente incluye a los adultos, en los niños se ha comprobado que los ayuda a mejorar su concentración  y los obliga en cierta medida a ser menos impulsivos, sin embargo debemos controlar el tiempo que dediquen a cualquier práctica deportiva, sobre todo por mantener su condición de niños.

Algo que es importante indicar es que el esfuerzo físico que debemos iniciar, con la intención de querer enriquecer nuestro cerebro, debe estar condicionado por la edad y la aptitud que tiene cada quién, lo ideal sería escoger prácticas que nos agradan, que nos hagan sentir felices.  Por otro lado no es conveniente iniciar un ciclo de ejercicios fuerte sino nos hacemos un chequeo médico. 

Una recomendación final sería el procurar hacer por lo menos tres veces o cuatro veces a la semana jornadas de unos 30 minutos de ejercicios aeróbicos, que en definitiva nos ayudarán a mantener nuestro cerebro en una mejor condición.