¿Apoyamos el hockey sobre hielo en España?

Hace un año el país ibérico con su equipo femenino logró la consagración de esta disciplina deportiva en el mundial y el masculino consiguió hace poco el cuarto lugar en la misma competición. Esto refleja el buen nivel competitivo que poseen los equipos españoles, sin embargo, la popularidad de este deporte y de estos hechos no es viral y pasa la mayoría del tiempo desapercibido.  

En un país dominado por el futbol, los demás deportes pasan a un segundo plano, por lo tanto las pocas instalaciones que existen para la práctica de esta disciplina dificultan el buen entrenamiento y desempeño de los competidores de alto rendimiento. El desconocimiento de esta actividad igualmente afecta en gran medida a estos atletas que se quejan por la escasa cantidad de pistas y la poca cultura que se tiene sobre ellas. Muchos ciudadanos residen cerca de una pista de hielo sin conocer que allí hay un equipo de hockey. 

Actualmente España no se encuentra en la élite del deporte helado y es muy lejana su inclusión en ese selecto grupo, todo esto debido a la división en la que se encuentran: la División II A la cual aún no representa un alto estatus de juego. La poca cantidad de conjuntos en la Liga Nacional de Hockey Sobre Hielo crea una pobre cobertura de este deporte, por ello es muy marcado el desconocimiento respecto a este juego. 

La categoría femenina necesita más patrocinio

Normalmente del lado femenino es común y triste al mismo tiempo el observar como las jugadoras deben costear sus viajes, transportes y alquileres de pistas para sus entrenamientos. Estos gastos representan un gran impacto en su presupuesto para competir, alcanzando hasta los 120 euros, lo que refleja que la mayoría participa en esta disciplina por amor y no por vivir de ello. 

Este es un deporte muy poco conocido alrededor del mundo y es jugado frecuentemente en países europeos, en los cuales predomina el clima gélido además de disputarse igualmente en Canadá y los Estados Unidos haciendo de esta actividad deportiva algo muy complicado de entrenar por cualquier aficionado ubicado en países del trópico o naciones que no cuentan con un invierno extremadamente marcado. 

Se puede tomar como referencia para medir el nivel mediático que se ha alcanzado, en la nación americana se disfrutó el torneo Stanley Cup por todo lo alto y eso demuestra la capacidad de vivir de esta disciplina al contar con un gran apoyo de la afición y los organismos encargados de la realización de estos eventos deportivos.   

La cobertura del hockey en futuros años determinará si su desarrollo será exponencial y permitirá el disfrute del mismo en suelo ibérico y quién sabe si en distintas zonas del globo terráqueo. España cuenta con un gran nivel en este juego y con el paso del tiempo podrá captar la atención de una gran parte de la población  que tristemente no ha dado el respaldo necesario al hockey sobre hielo ni a sus atletas. Mientras tanto lo mejor que se puede hacer es apoyar a los jugadores y sobre todo a las jugadoras.