Educación en línea vs educación tradicional

El conocimiento es aquello que la hace diferente del resto de animales que habitan y este fenómeno es el que permite transmitir dicha sabiduría a las nuevas generaciones que en un futuro tomarán las riendas de la sociedad.

Este es un tema bastante intrincado debido principalmente a los contrastes de ideas de ciertos grupos, que se forman en defensa o en ataque a determinados aspectos del proceso de enseñanza. No es para menos si se toma en cuenta que aquello sobre lo que se debate es el futuro absoluto de los más pequeños.

La historia de la enseñanza 

A lo largo de la historia se han implementado muchas maneras de enseñar, sin embargo el común denominador que han tenido todas es que han sido presenciales; consisten en un profesor o una persona bien formada en cierto tema, que imparte una clase a un grupo de individuos que aspiran a poder aprender aquello que su tutor conoce.

Con el paso de los años el panorama cambiaba poco a poco y la tecnología se metía de lleno en el campo educacional. Al principio fue un apoyo, nada indispensable pero sí bastante útil. Pero en el momento en el que se comenzó a comercializar de manera masiva los aparatos tecnológicos y comenzaron a llegar de manera tan fácil a las personas, la educación tradicional se vio condicionada por el resto de su existencia. 

Nuevos métodos

Es así como comenzaron a surgir los nuevos métodos de  enseñanza que utilizan la tecnología como medio y que naturalmente no podían ser presenciales. Lo que comenzó como algo innovador terminó siendo una auténtica revolución; las universidades comenzaron recientemente a incluir asignaturas que se pueden cursar de manera exclusivamente virtual, e inclusive nacieron casas de educación superior en donde se podría estudiar una carrera completa en línea.

Normalmente esto genera un debate bastante considerable entre quienes defienden la modernización de la enseñanza y los “puristas” más tradicionales que se cierran a nuevas metodologías. La verdad no es blanca ni negra, sino más bien a escala de grises: podríamos tomar como ejemplo a los casinos; hay personas que los prefieren virtuales y disfrutan la experiencia en general, mientras hay otros individuos que son recurrentes clientes de centros de entretenimiento en tierra; todo dependerá de los gustos y la conveniencia. La educación en línea no es mejor o peor, es una excelente alternativa para las personas que no tienen tiempo o la oportunidad de asistir a una universidad.

Lo mejor: una combinación

Aquellos que ya cursan una carrera de manera presencial las alternativas virtuales representan uno de los mejores complementos a la experiencia en general. Hay que tomar en cuenta que así como  la educación ha evolucionado, los trabajos también lo están haciendo actualmente; lo que significa que en el futuro muchos de los empleos serán llevados a cabo desde ordenadores o cualquier tipo de dispositivos, o directamente tendrán que ver con la tecnología de alguna u otra manera. Es por eso que se debe implementar sí o sí la educación en línea en la medida de lo posible.

Es muy positivo cosas que obtenemos de la enseñanza original puesto que compartimos con otras personas, aprendemos a relacionarnos, a tener y ser compañeros, algo que posiblemente nos ayudará a llevar el entreno laboral . La enseñanza a distancia nos obliga a ser menos perezosos, más responsables a crearnos una rutina y cumplirla, posiblemente sea más estricta ya que mucha responsabilidad recae en los alumnos que no están en un centro masificado como ser un colegio. Cada método te enseña y te labra como persona en distintas áreas, además de por supuesto, la materia que aprendemos.